...aquella casa de turismo rural era genuina y antigua, lo bastante apartada para que no se oyera ni un coche en toda la noche, y se comía bien...

El sabor de la tradición en todos nuestros platos.


Nuestros platos se elaboran con una materia prima de proximidad y muchas veces de producción propia. Tanto aquellos que provienen de recetas tradicionales como otros más modernos, procuramos ofrecer siempre aquellos sabores tradicionales que ya son la característica de nuestra casa.

De buena mañana os ofrecemos un desayuno como los de antaño: con embutidos y jamón, y una selección de mermeladas elaboradas por nosotros mismos.

En las demás comidas del día, siempre tenemos una escudella catalana o una sopa, ensaladas con verduras del huerto, carnes guisadas, carnes confitadas, pollo de nuestro corral guisado con ciruelas...

Por no hablar de los postres: os animamos a probar la Copa Barcedana, el brazo de ‘gitano’ o los pasteles con confituras...